EXCLUSIVO: Esposa de funcionario fallecido dijo que negligencia de SMMC provocó la muerte a destiempo de su marido.

2094
El Sr. y la Sra. Monsanto

 

Daris Monsanto: SMMC no cuenta con personal calificado para brindar atención de calidad, a sus pacientes  ~

REPÚBLICA DOMINICANA / PHILIPSBURG. – Daris Monsanto, la viuda del fallecido Jacques Monsanto decidió romper su silencio en la República Dominicana, donde falleció su esposo el martes en la noche. En declaraciones a SMN News, la señora Monsanto dijo que su esposo murió porque los médicos del Centro Médico St. Maarten no le brindaron la atención adecuada, e incluso le negaron su medicación diaria.

Visiblemente desconsolada Daris Monsanto dijo que su esposo comenzó a tener problemas con SMMC hace unos 10 años cuando se le practicó una cirugía realizada por el Dr. Félix Holiday. Ella dijo entonces que el Dr. Holiday quería amputarle la pierna a su esposo debido a una infección que comenzó después de la cirugía. La Sra. Monsanto dijo que su esposo optó por una segunda opinión y logró mantener su pierna cuando fue tratado en el extranjero. Manifestó que en octubre de 2017 que su esposo volvió a tener una infección y fue y vio al Dr. Luc Mercelina, quien le concedió su pedido y lo envió a la República Dominicana, donde lo trataron y lo enviaron de regreso a St. Maarten.

Indicó la señora Monsanto que la lesión y la infección no se curó por completo, pero que su esposo estaba mejor y los médicos en la República Dominicana le dijeron que debería ver a un médico en St. Maarten mientras continuaba sanando. Monsanto manifestó que su esposo estaba viendo a su médico de cabecera y que cuando comenzó a tener fiebre hace dos semanas ella fue a SMMC donde vieron al Dr. Boon, ya que el Dr. Mercelina estaba ocupado con su campaña política. La mujer dijo que desde que llevó a su marido al Dr. Boon, tuvo que mostrarle básicamente las áreas que ella creía que también estaban infectadas, ya que el médico solo miraba un área y no toda la pierna.

La Sra. Monsanto dijo que el Dr. Boon ni siquiera quería admitir a su esposo y que le estaba administrando paracetamol y antibióticos a pesar de que sabía que su esposo tenía una condición médica grave. Dijo que tuvo que llorar y suplicar al médico que admitiera a su esposo porque este comenzaba a debilitarse y no podía ponerse en pie o hacer cosas por sí mismo.

La señora Monsanto explicó que mientras estaba en SMMC, el personal del hospital ni siquiera le daba a su esposo su medicación diaria y que tenía que ir y asegurarse de que se hiciera. Dijo que su esposo incluso vio al Dr. Luc Mercelina y al Dr. Holiday visitando pacientes la semana pasada mientras estaban en SMMC y él personalmente le suplicó al Dr. Mercelina que verificara si podía acelerar su evacuación a la República Dominicana donde es tratado, pero la Dr. Mercelina le dijo a su difunto esposo que no podía intervenir ni ayudar porque ahora se está postulando para un cargo político y que intervenir no le sería bien, sin embargo, la Dra. Mercelina le prometió a su esposo que hablaría con el Dr. Boon ver si él podría acelerar la evacuación.

La afligida esposa dijo que la solución que planteada por el Dr. Boon era amputar la pierna de su marido o no hizo nada.

La señora Monsanto dijo el viernes 2 de febrero que su esposo fue evacuado y en el momento en que el doctor y la enfermera vieron a su esposo cuando llegaron a St. Maarten, sus primeras preguntas fueron por qué su esposo no fue colocado en el departamento de UCI ya que su condición médica se había deteriorado. Explicó además que los médicos en la República Dominicana querían saber por qué su marido no fue enviado antes y qué tipos de médicos tiene St. Maarten porque los exámenes básicos no se realizaron en SMMC. La señora Monsanto dijo que todos los especialistas en la República Dominicana preguntaron por qué los médicos de SMMC tomaron tanto tiempo para reaccionar, especialmente sabiendo que la infección se había extendido por todo su cuerpo.

La señora Monsanto planea emprender acciones legales cuando regrese a St. Maarten porque cree firmemente que si su esposo hubiera recibió atención médica adecuada o si SMMC hubiera actuado oportunamente admitiendo a su esposo y lo hubiera evacuarlo antes, se le habría salvado la vida.

La señora Monsanto dijo; a pesar de su aflicción, que decidió romper su silencio porque la gente de St. Maarten debe saber lo que ocurre en el Centro Médico St. Maarten. Ella terminó la entrevista telefónica diciendo que su difunto esposo siempre decía que ciertos políticos en St. Maarten están luchando por un Nuevo Hospital General, pero no puede reclutaban médicos calificados para tratar a los pacientes. FUENTE: SMN-NEWS.COM